Una historia de amigas

Cuando Verónica se levanto esa mañana Carmen ya no estaba. Se había evaporado. Miro por toda la casa buscando algún rastro suyo, pero durante el sueño se lo había llevado todo, sus ojos, su piel, su olor, sus caras cuando estaba de buenas y sus caras cuando estaba de malas. Ni una nota, ni una palabra, ni una carta. Se miro al espejo e intento buscarla en el reflejo como hacia cada dia desde que tenia ocho años. No entendia porque el resto de la gente que conocía no tenia amigos invisibles. Porque Carmen era su amiga invisible desde los ocho años, Carmen era la que la acompañaba a todas horas. Fue Carmen quien a los quince años le hizo darse cuenta de que nunca se fijaba en los chicos y que la mayoría de las chicas le parecían un poco creídas, menos sus cuatro amigas de carne y hueso incondicionales. Estas en cambio le parecían las mas guapas, inteligentes, estupendas y divertidas del mundo.
Y una noche durante una fiesta de pijamas cuando su amiga Alejandra le dijo - Si fueras un chico, serias el chico perfecto y me casaría contigo.- Carmen le susurro al oído de que no tenia porque ser un chico, que siendo una chica bien no podría ser un novio perfecto, pero si una novia perfecta. Por eso Verónica se aventuro a comentarles a sus amigas que porque si no te gustaba ningún hombre y querías vivir con tu mejor amiga, que podría estar muy bien. No lo había terminado de decir cuando sus tres amigas estallaron en una carcajada y Alejandra la miro y le dijo muy seria:

- ¿Pero tu has visto alguna vez eso en televisión?
- Pues no.

Y le respondió Julia:

- Pues lo que no sale en televisión no existe, ¿cuándo te darás cuenta?

Después de esa noche Verónica no dejo de darle vueltas a esa conversación hasta que una mañana desayunando antes de irse para la clase le pregunto a su mama:

- Mama, todo lo que sale en la televisión es verdad.
- La televisión es una caja llena de cucarachas que solo dice mentiras.- Dijo su madre tajante, como decía casi todo en la vida.
- ¿Y porque todo el mundo cree en la televisión?
- Porque a la gente no le gusta esforzarse en pensar por ellos mismos.

Carmen que estaba sentada a su lado desayunando su chocolate invisible con sus galletas invisibles, puso cara de aprobación y se metió dos galletas de golpe en la boca como cada vez que se sentía contenta. La respuesta de su madre la había convencido, seguro que habría muchas cosas que no salían en la televisión y estaban muy bien. No en vano a ella ver la televisión le levantaba un dolor de cabeza horrendo. Tal vez en algún sitio del mundo a lo mejor habrían mujeres que eran novias. A lo mejor no lo sabia nadie… Carmen y ella hablaron mucho del tema durante años, no en vano Carmen paso de ser su amiga invisible a su amante invisible. Hasta la noche anterior, que emocionada, avergonzada y ruborizada, Verónica le dijo:

- Hoy me enamore de una mujer.

Carmen no quiso saber mas, no necesitaba mas palabras, los ojos de Verónica lo decían todo. Por eso le escribió una carta muy larga en su espalda, llena de dibujos, de palabras… Pero Verónica, estaba lejos y no se dio cuenta, se durmió profundamente pensando en los ojos negros de esa mujer que se había cruzado con ella en el ascensor del trabajo.



____________________________________________Asor Rosa

7 comentarios:

diario de una chica poco convencional dijo...

Y al final, vero se enamoró de una mujer. Una historia que podría ser mas que real. Y... también una mujer invisible para vero :(

Saludos, buenas historias, me gustaron : )

Salsa dijo...

Quizas es porque en la vida, el amor no siempre escoje los caminos logicos o los que esperamos, sino los que son.

¿no crees?

*;)

Tal vez cada una tengamos solo un amor invisible que nunca se hara carne y hueso... tal vez el amor es una quimera utopica e imposible... tal vez tal vez...

diario de una chica poco convencional dijo...

Si, tal vez asi sea para muchas de nosotras.

Anónimo dijo...

bueno, bueno mujeres no se pongan tan traaaaagicasss¡¡¡¡ Viva la vida y las mujeres¡¡¡¡

LE MOSQUITO dijo...

me gustó tu historia, que debería ser ya una historia normal (lo es, afortunadamente, cada vez más) Aquí te dejo un regalo para
ELLA, Y TAMBIÉN PARA ELLA
También me gustó el nombre que pusiste a lavapiés. Durante un tiempo viví en la calle "Bird Mary".
:)
Saludos.

Salsa dijo...

Jajaja, "bird mary", es una calle que esta muy bien. Yo en mis mas de 10 años por este barrio adorable y peculiar he vivido, en las calles: "head", "Mary sant", "too much ministers" and "embassadors"...

Me han gustado tus fotos y tus palabras.

salu2

*;)

Sonia Abad dijo...

Me encanto la historia, sobretodo cuando le paso por la mente eso de que "Tal vez en algún sitio del mundo a lo mejor habrían mujeres que eran novias. A lo mejor no lo sabia nadie… Carmen y ella hablaron mucho del tema durante años, no en vano Carmen paso de ser su amiga invisible a su amante invisible."
En definitiva seguire pasando mas seguido para poder leer estos cuentecitos jejeje :) sigue escribiendo asi.